domingo, 28 de diciembre de 2008

Lo mejor del 2008

Casi llegamos al fin de año y aquí está mi lista definitiva de lo mejor (estrenado en México) en 2008 y contra mi costumbre, en orden descendente:

1.- Casi Divas (México 2008).
2.- Posdata: Te Amo (EUA 2007).
3.- Bordertown (EUA 2006).
4.- Four Christmases (EUA 2008).
5.- Quarantine (EUA 2008).

Menciones Honoríficas: Navidad, S.A. y Alien vs. Predator 2.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Un deseo de Navidad

Siempre hay alguien que ya ha dicho antes, y mucho mejor, lo que uno desea expresar en ciertas ocasiones. Cada Navidad, al buscar palabras para mis deseos a mis seres queridos, recuerdo que Steve Martin ya dijo en 1991 lo que yo podría decir cada año.
Aquí tienen, estimados lectores, Un deseo de Navidad de Steve Martin.
(El video en la liga liga anterior y aquí abajo la transcripción.)

"If I had one wish that I could wish this holiday season, it would be for all the children of the world to join hands and sing together in the spirit of harmony and peace.

If I had two wishes I could make this holiday season, the first would be for all the children of the world to join hands and sing in the spirit of harmony and peace. And the second would be for 30 million dollars a month to be given to me, tax-free in a Swiss bank account.

You know, if I had three wishes I could make this holiday season, the first, of course, would be for all the children of the world to get together and sing, the second would be for the 30 million dollars every month to me, and the third would be for encompassing power over every living being in the entire universe.

And if I had four wishes that I could make this holiday season, the first would be the crap about the kids definitely, the second would be for the 30 million, the third would be for all the power, and the fourth would be to set aside one month each year to have an extended 31-day orgasm, to be brought out slowly by Rosanna Arquette and that model Paulina-somebody, I can't think of her name. Of course my lovely wife can come too and she's behind me one hundred percent here, I guarantee it.

Wait a minute, maybe the sex thing should be the first wish, so if I made that the first wish, because it could all go boom tomorrow, then what do you got, y'know? No, no, the kids, the kids singing would be great, that would be nice. But wait a minute, who am I kidding? They're not going to be able to get all those kids together. I mean, the logistics of the thing is impossible, more trouble than it's worth!

So -- we reorganize! Here we go. First, the sex thing. We go with that. Second, the money. No, we go with the power second, then the money. And then the kids. Oh wait, oh jeez, I forgot about revenge against my enemies! Okay, I need revenge against all my enemies, they should die like pigs in hell! That would be my fourth wish.

And, of course, my fifth wish would be for all the children of the world to join hands and sing together in the spirit of harmony and peace. Thank you everybody and Merry Christmas."

viernes, 19 de diciembre de 2008

Arráncame... ¿el corte del director?

Mi disgusto principal con Arráncame La Vida (Sneider, México 2008) fue que se abusó de la narración platicada en vez de mostrar las cosas. Más radionovela que cine, pues. Roberto Sneider da un poco de luz al respecto en entrevista para El Universal, hoy. También habla sobre la inutilidad del personaje del mariachi; un desbalance total ante Giménez Cacho y hasta con Claudia Talancón. Aquí el fragmento alusivo:

"—En la edición le quité de más. Me interesaba que fuera ágil, una de las virtudes de la novela. Cuando tuve el primer corte duraba dos horas y cinco minutos, pero había cosas que me daban miedo y le metí tijera. Quedaron fuera escenas como cuando Ascencio le regala el Sanborns a Catalina, pero rompía con la narrativa que deseaba.

Creo que cometí errores con el personaje de Carlos Vives (José María de Tavira), me dí cuenta desde la edición. Cambiaría un poco la aproximación al personaje, lo volvería más fuerte, más irreverente, más de lo que fue. Claro, en su momento pensé que quedó bien, pero uno siempre piensa que podría haber quedado mejor todo."

En otras palabras, ¿nos está anunciando un corte del director en DVD? Yo sí lo vería.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Lo mejor del 2008... hasta ahorita.

Nomás por hacer un rápido recuento de lo visto en 2008 y que sigue dándome vueltas en la cabeza (incluyo lo visto en DVD rentado en videoclubes del país).
Aclaro que no sólo son diez, pero por lo pronto me limito al número y más o menos en ese orden, van al día de hoy:

1. Gwoemul.
2. Before the Devil Knows You're Dead.
3. No Country for Old Men.
4. Tropa de Elite.
5. WALL*E.
6. Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull.
7. Burn After Reading.
8. In Bruges.
9. Párpados Azules.
10. El Orfanato.
Menciones Honoríficas: El Viaje de Teo, The Mist.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Más recreo con Bond.

Después de la cruda de ver dos veces 007 Quantum (la segunda vez ya me gustó, por si alguien quería saber), sigo con momentos favoritos surtidos de la serie. Decía antes, los momentos que le dan un buen balance a las películas de Bond y que me hacen volver una y otra vez. Sin ningún orden específico excepto el casi cronológico, van otros 10 (prometo terminar el recuento antes de fin de año...).

11. Dr. No: Bond aprovechando por segunda vez (al menos: es Bond, después de todo) la compañía de la potabilísima traidora china-jamaiquina, antes de entregarla a las autoridades.
12. Goldfinger: El foreplay de Bond y Pussy Galore. Debo estar soñando...
13. You Only Live Twice: Frank nunca cantó un tema de Bond, pero tuvimos su herencia. Nancy Sinatra frasea como su padre una de las melodías más bellas de la serie.
14. You Only Live Twice: Bond escapa en los astilleros saltando de una plataforma a otra, una y otra vez, cayendo de espaldas sobre pilas de cargamento (un doble evidentemente) y en una toma continua el doble del 007 se convierte en Sean Connery, que sigue corriendo para terminar la escena. Nada de cortes ni imágenes sobrepuestas, simplemente trucos de cámara a la antigüita.
15. Live And Let Die: Bond mostrando el engaño de la carta de Los Amantes del tarot. Y por Jane Seymour, cómo no.
16. The Spy Who Loved Me: La bandera británica desplegándose en el remate de la persecusión en esquís.
17. For Your Eyes Only: Sheena Easton en los créditos, voz e imagen. Excelente excepción a la serie.
18. For Your Eyes Only: Carole Bouquet. No no no no no... sólo para tus ojos, James. Y la chamaquita de Ice Castles. Uf (y bien por los productores que pusieron límites a la lujuria de Bond, por una vez...).
19. A View to a Kill: Grace Jones ¿seduciendo? a Bond. Por la Reina, James. Definitivamente.
20. A View to a Kill: Ah, pocos como Christopher Walken para hacer desquiciados mentales en la pantalla.
Pilón: The Spy Who Loved Me: Bond y la agente XXX original (Barbara Bach... ¡suertudo Ringo Starr!) haciendo travesuras en alta mar mientras Nobody Does It Better suena en versión marcial. Mi debilidad por las marchas militares desde niño tiene mucho qué ver y siempre suelto una carcajada con ese final.

De paso inauguro otra breve lista con momentos ridículos a más no poder, que también son parte de la tradición pero que son un testimonio al gran trabajo de Connery y Moore por establecer el espíritu festivo de la serie.

Las ridiculeces de Bond.
1. Dr. No: Un aterrado Bond se deshace del arma mortal secreta del Dr. No (una tarántula) echando mano de un artículo que nunca se le hubiera ocurrido a Q y que enorgullecería a Maxwell Smart: su pantufla, por supuesto.
2. Goldfinger: Estoy seguro que el canadiense Cec Linder era un buen actor, pero es fácil entender que no haya regresado como Felix Leiter en Thunderball. ¿A poco no parece más bien un vendedor de enciclopedias?

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Navidad, S.A. *

(México, 2008) Clasificación 'A'
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Lo que me gustó de Navidad, S.A.
1. Una película mexicana navideña, algo que hace mucho no se veía.
2. Una película mexicana navideña sobre Santa Claus. Algo que no recuerdo haber visto antes.
3. Verónica Merchant como la mamá de los niños amigos de Santa Claus. Muy buena sincronía cómica. Además, una bella mujer que es una delicia ver en pantalla (y, aunque no tiene nada qué ver, me acabo de enterar que es del rancho).
4. Lalo España como uno de los duendes de Santa Claus. Con razón siempre me había parecido familiar...
5. El comercial de Coca-Cola inserto en la trama nunca ha sido más honesto: un niño se empina una Coca en la playa, feliz con todas sus lonjas a la vista.
6. La idea de Santa Claus y sus compinches vestidos de mariachis para entrar de contrabando a salvar la Navidad. La idea, aclaro.
7. La idea del chiste del general ruso para apelar a la chamaca rebelde. La idea, aclaro.

Lo que me resultó indiferente de Navidad, S.A.
1. Los niños amigos de Santa Claus. Completamente intercambiables.
2. La sub-subtrama de los empleados de Navidad, S.A.

Lo que no me gustó de Navidad, S.A.
1. Una película mexicana navideña que se suma a la larga lista de películas navideñas hollywoodenses que por años se han dado a la tarea de eliminar el elemento original de la Navidad: la conmemoración del nacimiento de Jesús. ¿En un país 90 y tantos por ciento católico? Por favor...
2. Estoy seguro que Héctor Jiménez debe ser un buen actor que sabe pararse frente a la cámara y junto a sus compañeros de escena, con sus líneas memorizadas y su personaje puesto. Pero tanto en Nacho Libre como aquí, gran parte de su "capacidad" para la comedia está basada en que es MUY feo. No en su entrega de líneas, no en su expresión corporal. Simplemente en ser tomado en close-up para mostrarnos lo feo que es. y esperar que nos riamos. Ya estuvo.
3. Pedro Armendáriz no hace a un Santa Claus adorable ni amable. Más bien parece un tío regañón que quiere hacerse el simpático (ese intento de chiste al entrar enojado a la sala de juntas con los duendes, ese intento de saludo "secreto" a la niña durante la película y a la mamá de la niña al final...).
4. Adal Ramones es muy bueno haciendo voces, pero rara vez funciona caracterizado como otra persona. Para el caso, es raro que funcione como presencia en pantalla y menos me gustó verlo con esa máscara de viejito. Lo suyo es el doblaje, definitivamente (ver Bichos y las de Stuart Little).
5. El fallido intento de chiste final ("Hola, Jefe") con comercial de Coca-Cola extendido. Empezando porque Pedro Armendáriz no se parece EN NADA al Santa Claus de Coca-Cola.
6. El "evento masivo" final con "miles" de personas torpemente producidas por computadora, supongo, a partir de unos cientos de extras.
7. El fallido intento de chiste visual con los santacloses mexicanos apareciendo de uno en uno frente a la comandancia de la policía para terminar irrumpiendo en cámara lenta en la cárcel.
8. El chiste truncado del OVNI en el rancho. Se les olvidó por completo.
9. Los niños cambiando sus "muñequitos" de Santa Claus por muñequitos de Tito. ¿Desde cuándo tienen los niños, en forma masiva, muñequitos de Santa Claus, en lugar de Barbies, Bratz, Batmans, Hombre-Arañas, Max Steeles...?
10. El intento fallido de mensaje ecológico acerca del calentamiento global. ¿Desde cuándo es bueno que caiga nieve en todo el mundo? ¿No saben los cineastas que una de las consecuencias del calentamiento global, además del deshielo de los polos, es el enfriamento del hemisferio norte, incluyendo una buena parte de México? Si no otra cosa, ¿nadie vio El Día Después de Mañana?
11. Y ¿de dónde salió el tema del petróleo?

Lo que me repateó de Navidad, S.A.
1. El uso de un personaje infantil con una grave enfermedad incurable para apelar a la ¿ternura? ¿empatía? LASTIMA del público, sin que tenga ABSOLUTAMENTE NADA qué ver con la historia.

martes, 9 de diciembre de 2008

Ah, por Bertolucci... así hasta yo.

¿Los protagonistas del remake de Los Soñadores?

Quiero informar a mis amables lectores que no he descartado la posibilidad de desnudarme para escribir alguna entrada de este blog; por supuesto que sería algo con mucho estilo y sólo si la película en turno lo amerita. Tal vez para alguna de Bernardo Bertolucci...

(Mmmmm... de alguna manera presiento que no seré noticia internacional, como Emma Watson haciendo las mismas declaraciones, de acuerdo a lo publicado en varios periódicos que evidentemente no tienen nada mejor qué hacer con sus espacios y nuestro tiempo, como éste.)

domingo, 30 de noviembre de 2008

Tu pirata, mi ratero.

Nunca he comprado una película pirata y nunca lo haré. Además estoy en desacuerdo con que se les llame películas "piratas". Son robadas. Punto. Y me dicen quienes saben de ésto (abogados, pues), que en nuestro código penal comprar objetos robados es un delito equiparable a ser cómplice del robo. "Es que no sabía que eran robadas" dirá más de alguno. No hay problema: el delito tiene una atenuante que reduce la pena pero no deja de ser delito. Comprar películas robadas es ser cómplice del robo.

Viviendo en México, es pan de todos los días oir a mis compañeros de trabajo, amigos y gente cercana despotricar contra policías mordelones, diputados inservibles que cobran sin trabajar, funcionarios de gobierno rateros y políticos corruptos en general. Y ese pan de todos los días se acompaña con leche mientras se ve una película "pirata" que uno le compró al compañero de trabajo que hace muy buenas copias o bien, afuera del Oxxo de la esquina, donde ofrecen en DVD las mismas películas que se estrenaron este fin de semana en el cine.

Hoy el caricaturista Paco Calderón resume en su editorial del domingo estas ideas, con su particular visión de nuestro país. Me permito reproducirlo esperando no sea "piratería".

sábado, 22 de noviembre de 2008

¿Bo(nd)livia?

"Somos un filme apolítico" pregonan una y otra vez los productores de Quantum of Solace y compañía, ante las preguntas sobre la más nueva aventura de Bond situada en Bolivia, con todo y su amenaza de un golpe militar y su débil referencia prestada de "La Guerra del Agua". Lo chistoso es que también hacen la aclaración cuando no se los preguntan o por lo menos así lo hacen aparecer algunas entrevistas que he leído con Barbara Broccoli, Michael G. Wilson o el propio Daniel Craig. ¿Aclaración no pedida...?

Quantum of Solace y en general la serie de Bond será todo lo apolítica que se quiera, pero al usar lugares reales y sus elementos "característicos", al menos no se puede negar que el filme tenga cierto comentario social, por mucho entretenimiento que se busque. Por ejemplo, en las escenas en "Bolivia" (gran parte se filmó en Chile y Panamá -sin olvidar mi pedacito de desierto bajacaliforniano) se presenta no sólo a militares y policías corruptos y asesinos, sino también se muestra la pobreza de la región. Curioso que en las escenas en Austria o Italia (esas sí filmadas en aquellos países) no se incluyan también figuras de autoridad. ¿Curioso?

Hablando de curiosidad y curioseando por el blog del Poeta Jesús Ramón Ibarra, solté la pregunta a uno de sus lectores habituales, precisamente el boliviano Christian Vera, de La Paz. ¿Qué opinarán los bolivianos de Quantum of Solace? Agradezco la respuesta de Christian y reproduzco el artículo que me manda del periódico La Razón, del sociólogo boliviano Fernando Mayorga. Con su permiso, amables lectores y recordando que cuando Bond se enfrentó antes a narcos y militares/gobiernos latinoamericanos corruptos, en Licence to Kill (007 Con Licencia Para Matar), filmada en su mayoría en México (y nuevamente en otro pedazo montañoso de mi desierto), el país se llamaba "Isthmus". Los dejo con Fernando Mayorga:

"Desen/quantum
La última película de James Bond reitera la seriedad del espía 007, con licencia para matar, pero es una mezcla de Marlon Brando, máscara de estuco, y Bruce Willis, duro de matar, haciendo estragos a su paso y utilizando su licencia como si fuera un chofer de taxi-trufi, es decir, sin misericordia. Hasta ahí casi nada nuevo. Pero resulta que la trama ocurre en Bolivia y la chica Bond es una morena que parece figurita de caporales, con un aire k’ochala, dulce y vengativa, capaz de discutirle a 007 en plena balacera y ordenarle que suba a su peta con un drástico: súbete. Además, esta chica Bond no moja sábanas con James y éste ya no dice: my name is Bond, James Bond. Espionaje del siglo XXI, dirán algunos nostálgicos. La vendetta de la morocha boliviana está enmarcada en una historia de conspiración entre mafias, transnacionales y agentes de gobiernos colonialistas para aprovecharse de los recursos naturales, en este caso, el agua del altiplano boliviano convertida en preciada mercancía global. No por nada, en estos lares ocurrió la “guerra del agua”, pero una mención a ese evento hubiera exigido la participación de muchos extras en calidad de movimientos sociales, entonces, la película transcurre en el altiplano, bajo un solace. Otra novedad es que los malvados ya no quieren dominar el mundo sino solamente lucrar con sus despojos y corromper gobiernos de países del quinto patio.

Otra vez, Bolivia en la vitrina del mundo del celuloide. Quantum of solace me trajo a la memoria otras películas en las que somos parte, casi siempre de manera exótica, como referente de lo curioso y al límite. ¿Se acuerdan de Colores Primarios, que versa sobre un grupo de asesores de un candidato con pretensiones presidenciales? En cierto momento, el equipo de campaña se encuentra deprimido porque vislumbra una debacle electoral y ninguno de sus miembros tiene ánimo para continuar en la brega. En tono fatalista, uno de los personajes evalúa la campaña y lanza un comentario para caracterizar la situación negativa que atraviesa su líder y se refiere de manera metafórica a Bolivia: “Somos como un grupo de sobrevivientes de un accidente aéreo ocurrido en algún lugar de los Andes que encuentra una sociedad con una cultura exótica donde la única preocupación de la gente es la política”. En otras películas no nos va mejor. Cuando Richard Gere, asesor de imagen, quiere convencer a su candidato que lo mejor es presentarse al electorado sin poses demagógicas, no encuentra un mejor argumento que el siguiente: “Es la única manera de recuperar la confianza de la gente en los políticos y evitar que se incremente la abstención, caso contrario, estaremos en la misma situación que Bolivia”. Obviemos los errores en la apreciación y quedémonos con la imagen que se fabrica acerca de nuestro país.

Algo similar ocurre en un reciente film —cuyo título no me acuerdo—, cuando en una plática entre Dany de Vito y Robert de Niro, uno de ellos afirma: “No podrás escapar de nosotros, ni siquiera ocultándote en Bolivia”. Así la cosa, el último rincón del olvido.

En este rincón se pasea rudamente James Bond para ayudar a una chica Bo(nd)liviana que cumple su promesa de venganza y, de paso, cuidar ese preciado líquido de las garras del mal, aunque el villano de esta película no tiene manía alguna, tal vez porque villanos eran los de antes. Espías también. Chicas Bond tampoco."

viernes, 21 de noviembre de 2008

007 Quantum **1/2

(Quantum of Solace, EUA/Reino Unido 2008) Clasificación ‘B’
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala


Aguánteme tantito, estimado lector y juguemos tantito ese juego de trivia sobre cine. ¿Cuál es esa película sobre un agente secreto de los servicios de inteligencia que, olvidando cuál es su chamba, anda para arriba y para abajo por medio mundo, buscando venganza contra quienes le jugaron chueco y matando a quien se le atraviese en el camino, en nombre de su desaparecida amada? ¿Una ayudadita? Va: las iniciales del agente secreto son J.B. ¿Adivinó? No, no es Jason Bourne.

No me malinterprete. No voy a empezar ahora con una queja sobre la originalidad de la vigésimocuarta película sobre el 007. Hombre, después de 21 películas "oficiales" y 2 "sueltas", no es como que uno no está acostumbrado a la reinvención del hilo negro una y otra vez. Como he comentado antes, mucho de la diversión de ver una película de Bond consiste en revisitar la familiar fórmula, las predecibles situaciones y los personajes de cajón. Ahora, ¿por cuánto tiempo (o por cuántas películas) se puede sostener la diversión?

Seguramente esta pregunta ha cruzado más de una vez por la mente de los productores de la serie en los últimos... ¿cuarenta años?, especialmente después de alguna entrega particularmente floja (note usted cómo evito decir mala... soy fan, ni hablar). Al menos sé que yo me he hecho la pregunta un par de veces. La primera, creo que después de ver A View to a Kill con Roger Moore y la segunda, cuando ya habían pasado unos años desde la segunda de Timothy Dalton y era evidente que no repetiría en una tercera. Y lo chistoso es que en ese entonces, a principios de los '90s, repasando las últimas tres cintas del espía británico, no encontraba ninguna razón para esperar una nueva aventura. Tal vez el 007 era ya cosa del pasado. Hasta que llegó Goldeneye con Pierce Brosnan y una leve reinvención de personajes y situaciones. Hombre... hasta M cambió de hombre a mujer y Moneypenny volvió a ser joven y deseable. Ahora, ponga atención, amable lector: Q siguió siendo el mismo para asegurarnos que el cambio era superficial y la fórmula seguía siendo confiable.

Lo cierto es que el director Martin Campbell nos supo emocionar nuevamente con el 007 y la franquicia dio para cuatro cintas con Brosnan y otros tres directores al frente. "Listo para una quinta..." escribí después de ver Die Another Day. Seguramente exageraciones de fanático, pero evidentemente los hijos de Broccoli se volvieron a hacer la pregunta y la respuesta fue: sí podemos seguir, pero no como hasta ahora y definitivamente no con Brosnan. ¿Cómo empezamos? Pues por el principio y ahí está Casino Royale, adaptación de la primera novela de Ian Fleming y encargada, curiosamente, a Campbell, con el joven Daniel Craig como el nuevo -en todos los sentidos- James Bond.

Sobre Casino Royale debo escribir todavía, pero simplemente diré por el momento que esta estupenda adaptación de la novela resultó en una de las mejores cintas sobre el espía británico de caricatura. Quién no iba a querer ver las siguientes. Y heme aquí, después de haber visto, sufrido, rumiado y finalmente disfrutado, no tanto ni tantito como hubiera querido, eso sí, Quantum of Solace, no sólo la segunda con Daniel Craig, sino la segunda parte de Casino Royale, la película; algo que nunca se había hecho en la serie. Increíble pero cierto: de alguna manera, los fans siempre hemos aceptado el hecho de que Bond y sus conocidos parecen no tener memoria y cada misión (cada película) empieza desde cero, excepto por el hecho de que todos ya se conocen, incluyendo a veces a los malos.

Pues bien, heme aquí ante Quantum of Solace, con un espía británico, asesino profesional al Servicio Secreto de Su Majestad, que de pronto tiene conciencia, vida interior y memoria. Y poco, muy poco sentido del humor. Esta nueva entrega trae una propuesta muy interesante para Bond, pero como ya vimos en nuestro pequeño jueguito al principio, nada original en el cine reciente.

Quantum of Solace es una buena película de venganzas pero no estoy tan seguro de que se inserte correctamente en el universo de Bond. Al menos en el universo reiniciado con Casino Royale. Sí, ahí tenemos nuevamente al joven Craig (¿sabe usted cuándo se empieza a ser viejo? Cuando el 007 ya no es un señor sino un chamaco). Hablando de los de siempre, ahí tenemos a Judi Dench como M y a Jeffrey Wright como Felix Leiter. Maldición, incluso tenemos ahí a Jesper Christensen como el miserable y chillón Sr. White y al triste Giancarlo Giannini como Mathis, lo cual nos confirma que estamos viendo una continuación. Pero mientras la cinta de Campbell salpicaba la historia de presentación de Bond con chispazos de humor que Craig, por cierto, enfrentaba con una seriedad sólo quebrantada por una levísima mueca o una línea que apenas quiere ser un one-liner, la continuación de Marc Forster parece ingnorar el hecho de que Bond es el Bond de Casino Royale e intenta reinventar, reiniciar a su personaje central, convirtiéndolo en una especie de pitbull que sólo tiene una idea en la cabeza y no para hasta ejecutarla: matar en venganza. Hombre, así hasta yo me olvido de soltar un chiste de vez en cuando.

Aquí es donde entran algunas inconsistencias en Quantum of Solace. Estamos claros que la fórmula no será seguida esta vez. Está claro que Bond está muy dolido por la traición de Vesper en Casino Royale y sólo tiene cabeza para matar. Ni siquiera intenta un doble sentido con la chica Bond en turno, la bella y jovencita Olga Kurylenko (¿sabe usted cuándo ya se es viejo? Cuando las chicas Bond ya no son señoras sino unas niñas...). Hombre, qué desperdicio. Si era para tanto, entonces para qué se molestaron con el casting. La Tigresa hubiera cumplido igual y tal vez con mejores motivos. Pero bueno, todo sea por el sufrido espectador, supongo. Pero decía de las incosistencias. Si Bond ahora quiere ser un monje, allá él. Pero ¿de dónde diablos sale el encuentro con la agente Fields? ¿Pues no que muy desinteresado? ¿O es ése acaso el saludo secreto en MI6? Ahí sí que no me vengan con cuentos. Si Bond tiene humor para un saludo secreto, seguramente habrá espacio para uno que otro chascarrillo al estilo inglés, como hizo en Casino Royale. Pero no lo hay y sólo hay un chiste. Uno solo en toda la película. ¿Por qué tan serio? ¿The bitch is dead?

Quitando los encuentros con M y los roces con las chicas Bond, nos quedan las escenas llamadas "de acción". Corretizas increíbles y balaceras interminables por cielo, mar y tierra. Sí, aquí las hay en las tres categorías. Pero mi sospecha mientras veía la película creció al leer los créditos: Dan Bradley como director de la segunda unidad. Una búsqueda rápida en la imdb me confirma que el Sr. Bradley fue también director y coordinador de escenas peligrosas de las últimas dos películas de Jason Bourne. Sí, esas dos películas donde el público se quejó de que la cámara se movía mucho y no se entendía muy bien lo que pasaba, especialmente en la tercera. Para no decir más: haga usted de cuenta. Mire, en mi opinión, cruzo los dedos para que en la tercera entrega con Craig, Vic Armstrong esté disponible. Cómo nos hace falta junto a Bond. Y de paso, junto a Indiana Jones (no es por ser intrigoso, pero Bradley también sustituyó al buen Vic en Indiana Jones IV...).

Por lo demás, los villanos cumplen y no tengo queja. Aunque a Mathieu Amalric lo presentan como un prestanombres de Quantum, la asociación que supongo viene a sustituir a la antigua SPECTRE, su megalómano del día es digno de cualquier otra cinta de la serie. También tenemos a un gorila militar latinoamericano encarnado realistamente por el mexicano Joaquín Cosío. Bueno, aquí sí tengo una queja. ¿No cree usted que Cosío se parece demasiado a Capulina? Tanto aquí como en Arráncame la Vida tuve que pelear conmigo mismo para sacudirme la idea de que Capulina andaba en tan malos pasos. Los escenarios exóticos también se hacen presentes, aunque en la casa de ópera austriaca hubiera preferido referencias menos directas a El Padrino. Y sigo sin entender por qué Bond y Kurylenko van y vienen dos veces al desierto, excepto para cumplir con la corretiza y balacera por aire. Supongo que le entenderé al verla una segunda vez, aún si no me divierte la escena. Pero al menos veré un pedacito de mi desierto en el cine. Esperen, ése lo veo todos los días al manejar al trabajo. Y gratis.

Bond, en las sabias palabras de mi madre, es un espía con muchas mujeres, muchos balazos y muchos carros. Recuerdo con emoción cómo me divertí la tarde que lo descubrí. Ahora, no tanto, pero la experiencia de veintitrés películas anteriores y al menos dos "reinvenciones", me dice que las mujeres, los balazos y los carros volverán. Aguánteme tantito.

jueves, 20 de noviembre de 2008

En el espacio nadie te oirá gritar...

"Pierden araña en la Estación Espacial Internacional
Los habitantes de la EEI no pueden localizar a una de las dos arañas que viajaron en la última misión del transbordador espacial Endeavour para ser estudiadas
Redacción
El Universal
Ciudad de México Jueves 20 de noviembre de 2008 00:28
Una de las dos arañas que viajaron en la última misión rumbo a la Estación Espacial Internacional con fines de estudios está pérdida.
Ginger Kerrik, director de la última misión dijo que uno de los arácnidos que fueron transportados como respaldo del que sería estudiado salió accidentalmente de su contenedor y lo están buscando..."

Básicamente, la tripulación ha decidido ir a buscar, cada quien por su lado y por los rincones más oscuros de la estación, a la araña, que por cierto se llama Jones, pero de cariño le dicen Jonesy. "¿Jonesy...?"

domingo, 16 de noviembre de 2008

¿Por qué tan serio?

Un sólo chiste en toda la película y ya se me olvidó. Empieza el mal balance para Quantum of Solace. Seré Paxton un momento: "Próximamente la reseña en extenso. De mi parte no habrá piedad." Aunque, por supuesto, no tendría por qué haberla. Pero se oye bonito.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Bond y el Hornet

He aquí una de las suertes más impresionantes de la serie del 007. En The Man with the Golden Gun, James Bond echa mano de un Hornet Hatchback de la AMC y... bueno, hay que verlo para creerlo. Es la mejor imagen que pude encontrar en YouTube, por cierto.
Advertencia 1: el video dura 2:37 minutos, pero la acrobacia aparece justo después del minuto 2.
Advertencia 2: el video está doblado en España. Lo bueno es que hablan muy poco.

Bond 22. O 24. Pero quién está contando.

Al final de mi reseña de Otro Día Para Morir, la película número veinte de la serie "oficial" y última con Pierce Brosnan como el agente 007, comentaba con algunos de los lectores que "en Casino Royale, con Daniel Craig como Bond, Broccoli y compañía han demostrado que sí se le pueden enseñar nuevos trucos a un perro anciano".

Más anciano que Bond, ningún otro perro cinematográfico, definitivamente. Con 46 años y 21 películas a cuestas (más 2 "no oficiales" e incontables copias, homenajes y parodias), y la número 22, Quantum (of Solace), por estrenarse mañana, las aventuras del espía inglés creado por Ian Fleming en novelas para calenturientas mentes adolescentes de la posguerra siguen siendo punto de referencia en el cine de aventuras.

Es cierto que a lo largo de la serie ha habido muchos más tropiezos que aciertos y son pocas las películas de Bond que me han resultado realmente memorables, como Dr. No, Goldfinger, Goldeneye y, ahora, Casino Royale. No que el resto me parezcan porquerías (aún si lo son), pero reconozco que por mucho que disfrute cada entrega, mi placer viene de la diversión de ver al equipo de Bond recorrer un camino muchas veces andado y tener la capacidad, incluso, de reírse de sí mismo ("That never happened to the other fella!" exclamó en pantalla George Lazenby, el malogrado sustituto de Sean Connery en Al Servicio Secreto de Su Majestad). Claro que en afortunadas y contadas ocasiones Broccoli (Albert, el productor original junto Harry Saltzman y ahora su hija, Barbara junto a Michael G. Wilson) y compañía han tenido el acierto de reinventar algunas partes de la confiable saga, sin dejar a Bond irreconocible pero dándole un poco de nuevos aires.

Eso ocurrió de manera más notable con Brosnan en Goldeneye, la primera película del 007 hecha después de la caída de la URSS. Bond era visto, en esa historia, como un dinosaurio que merecía extinguirse ya, ante un nuevo orden mundial político y social: el machismo y la misoginia del personaje fueron contrarrestadas haciendo que M, su jefe, fuera por primera vez una mujer que no tiene empacho en expresar su desprecio por lo que Bond y sus anteriores jefes (y de paso sus fans) representan. Claro que al final Bond era reivindicado por la propia M para beneplácito de sus seguidores. El éxito fue total y hubo cuatro cintas con Brosnan hasta que la novedad se agotó y Otro Día Para Morir se sintió como más de lo mismo. Una Moonraker cualquiera, tal vez.

Releyendo mi reseña de Otro Día Para Morir, me doy cuenta que mucho de mi gusto por esa entrega descansa en esa repetición de la fórmula, pero lo que me hace poner en el tocadiscos una y otra vez alguna de las películas, definitivamente, son momentos salteados que me emocionan, me hacen reír y a veces me dejan con la boca abierta. Aquí algunos de mis motivos:

1. Dr. No: los "tres ratones ciegos" recorriendo las calles de Kingston, Jamaica al son de un calipso.
2. Pedro Armendáriz como el aliado de Bond en From Russia with Love. Muy bien, muchachito.
3. Goldfinger: nada más memorable que una mujer desnuda recubierta de oro. A poco no.
4. Diamonds Are Forever: "But of course you are."
5. Live And Let Die: Paul McCartney durante los créditos.
6. The Man with the Golden Gun: quién hubiera pensado que uno podía hacer éso con un Hornet Hatchback, de la desaparecida American Motor Company. Si no ha visto usted esta película, sólo por la escena del Hornet vale la pena. Corra y réntela o búsquela en Youtube.
7. The Man with the Golden Gun: bueno, también vale la pena ver a Hervé Villechaize darle lata a Bond y recibir su merecido.
8. The Man with the Golden Gun: y a Drácula como Scaramanga. A poco no.
9. The Spy Who Loved Me: Carly Simon durante los créditos. Absolutamente mi canción e intrepretación favoritas de un tema de Bond. Nadie lo hace mejor.
10. Moonraker: Bond cabalgando bajo el tema musical de Los Siete Magníficos.

Y corto la lista para continuar, probablemente después de ver Quantum. Por favor regrese vivo.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

No más Parques Jurásicos...

La gente se muere (tenemos esa mala costumbre), sobre todo los que no se habían muerto antes, diría Perogrullo. Muchos por su avanzada edad, algunos por accidentes, otros que son forzados a morir y otros por enfermedad, pero todos de causas naturales, en mi opinión (quién no se muere si su avión se estampa en el centro de la Ciudad de México y encima explota...).

En este Noviembre, mes de muertos (si hay tal cosa), también Michael Crichton se nos adelanta en el camino, a los 66 años, a causa de un cáncer. Hago una breve pausa para recordar uno de los legados más conocidos del médico vuelto escritor, al mundo del cine: Parque Jurásico y sus secuelas. Esta nota la publiqué la primavera pasada, luego de entretener exitosamente a mis críos con mi propia versión de la cinta de Spielberg, demostrando de paso que el trabajo de Crichton da para varias lecturas. Otro RIP.
Parque Jurásico, Versión Alterna: Mi Amigo T-Rex.En medio de la basura actual en cartelera, la mañana de este domingo pasado edité para mis hijos, al vuelo ([PLAY]-[FORWARD]-[FAST FORWARD]-[PLAY]), una versión AA-4 (apta para menores de 4 años) de Parque Jurásico. No me quedó nada mal y fue todo un éxito.
Debo decir que la estructura que Spielberg le dio a la película se presta para dejar fuera toda la violencia que contiene sangre y/o humanos devorados, únicamente cortando escenas y, aún así, se puede contar una historia bastante coherente y emocionante. aunque sí duró como 40 minutos... y para los pequeños espectadores el héroe fue el T-Rex (con aplausos, vítores y toda la cosa).

VideoFest 2k8 Día 3/Chan-wook Park

Aunque la atención de México está en dos sucesos del día de ayer, la elección presidencial de los primos por un lado y los impresionantes hechos donde murieron el Secretario de Gobernación y otros funcionarios federales (lamentables hechos que nos dan mucho qué pensar en medio de la terrible situación de crimen e impunidad que vivimos los mexicanos), el VideoFest 2k8 sirve como un breve respiro.El tercer día nos trae la más reciente película de Chan-wook Park, Soy un cyborg, pero no importa (Corea del Sur, 2006) -el poster la anuncia como "Soy un robot..." pero no importa: sí es-, seguido de una conferencia por Francisco Bernal, esta noche en el Café Literario de Mexicali.
Además, a las 8:30 pm, presentación del libro "Cursiagridulce" de Fernando Llanos y a las 9 pm, Muestra Oficial VideoFest 2K8 (Video experimental, animación, documental, video arte y video clip).

Por su parte, la sede de la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC presenta esta mañana la muestra inglesa de cortometrajes Video London parte # 1.
A darle.

martes, 4 de noviembre de 2008

VideoFest 2k8 Día 2/Lars von Trier y Kumiak

Continúa el VideoFest 2k8 en Mexicali, este Martes 4 de Noviembre a las 9:30 am, en la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC, con la muestra de cortometrajes Kumiak parte 2. En el pasado Chicali Film Fest tuvimos una probadita del proyecto español Kumiak, con muy buenos cortos, todos premiados en distintos festivales internacionales. Altamente recomendable.Y en la noche, en el Café Literario del Teatro del Estado (también en Mexicali) se exhibe El elemento del Crimen (Lars von Trier, Dinamarca 1984) y la muestra On the road video festival, de Estados Unidos.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Y sigue la mata (cachanilla) dando: VideoFest 2k8.

Adolfo Soto (de Golosina Visual, videoasta y catedrático de la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC en Mexicali) y José Luis Campos (del Instituto de Cultura de Baja California, entusiasta cinéfilo y promotor de la apreciación del séptimo arte), amablemente me hacen llegar la programación del VideoFest 2k8, Bienal Internacional de Video y Cine Contemporáneo en Baja California, que inicia en Mexicali este Lunes 3 de Noviembre y continúa hasta el Sábado 15, extendiéndose a Tijuana y Ensenada. Muchas gracias y por ahí nos veremos. Prometo reseñas de lo que me sea posible ver.
A continuación el programa de VideoFest 2k8 en su sede del Aula Magna de la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC, en Mexicali.
Lunes 3 de Noviembre
9:30 hrs - Muestra de cortometrajes Kumiak parte # 1 – España
Martes 4 de Noviembre
9:30 hrs - Muestra de cortometrajes Kumiak parte # 2 – España
Miercoles 5 de Noviembre
9:30 hrs - Muestra de cortometrajes Video London parte # 1 - Inglaterra
Jueves 6 de Noviembre
9:30 hrs - Muestra de cortometrajes Video London parte # 2 – Inglaterra
Muestra de cortometraje “Questions from the digital” – Australia

Programa de VideoFest 2k8 en el Café Literario del Teatro del Estado, en Mexicali.
Lunes 3 de Noviembre
18:00 hrs - Muestra de No Todo Film Fest – España
20:30 hrs - Retrospectiva Top Ten – México
21:40 hrs - Conferencia “De vidujos y dideos” – México
Martes 4 de Noviembre
18:15 hrs –Proyección y conferencia de la película El elemento del Crimen de Lars Von Trier - Dinamarca
20:30 hrs – Muestra On the road video festival – Estados Unidos
Miércoles 5 de Noviembre
18:15 hrs –Proyección y conferencia de la película Soy un ciborg, pero no importa de Park Chan Wook - Corea del Sur
20:30 hrs Presentación del libro “Curciagridulce” – México
21:00 hrs Muestra Oficial VideoFest 2k8parte #1 - México
Jueves 6 de Noviembre
17:10 hrs –Muestra “6DOF Puebla” – México
18:10 hrs – Muestra ACE Agencia del Cortometraje Español – España
19:30 hrs – Muestra ANTIMATTER Underground Film Festival parte #1 – Canadá
21:00 hrs – Intervención audiovisual La Jetée – México
Viernes 7 de Noviembre
18:10 hrs – Muestra ANTIMATTER Underground Film Festival parte #2 – Canadá
19:10 hrs - Muestra Oficial VideoFest 2k8parte #2 - México
21:00 hrs – Intervención sonora La coquille et Le Clergyman – México
Sábado 8 de noviembre
17:15 hrs – Muestra CERO LATITUD Festival de cine de Quito – Ecuador
19:00 hrs – VI Concurso Nacional de Video Experimental – México
21:00 hrs – Concierto de música digital por Señuelo – México

viernes, 31 de octubre de 2008

Trick or treat or... ¿calavera?

Llegamos una vez más a esa época del año en que oímos por todos lados esas discusiones bizantinas que buscan definir la fiesta que México debe celebrar entre el 31 de Octubre y el 2 de Noviembre. ¿Halloween o Día de Muertos?

A mí me parece un tema bastante inútil pero me sirve, por inercia, para darle una revisada a las portadas de mi pequeña colección personal de películas de terror y, con poquita suerte, reservar unas horas para volver a ver al menos una.

Por lo tanto, este fin de semana estoy tentado a dejarme asustar una vez más por El Bebé de Rosemary o Alien. O tal vez me ría un rato con Creepshow o acumule adrenalina con Aliens (la edición extendida, que no he visto todavía, por cierto). Una de mis favoritas, Tiburón, se me antoja más para el verano o la primavera (proximidad a visitas a la playa, por supuesto).

Pero tal vez escoja Excalibur. Ya sé que no es de terror, pero ciertas escenas realmente me ponen la carne de gallina, como esa en donde aparece el hijo de Arturo y Morgana con una máscara de oro, riendo entre caballeros muertos. La propia muerte de Arturo es bastante tétrica. Y de paso, una treinteañera Helen Mirren usa bastante bien sus encantos (y sus encantos) en perjuicio de Arturo, Merlin y compañía.
Sí, yo creo que va a ser Excalibur (John Boorman, EUA/RU 1981). ¿Y usted?

jueves, 30 de octubre de 2008

Otro golpe a Pee-Wee Herman...

Clausuran cine "porno" en zona centro, por inseguro

MEXICALI, Baja California, Oct/29/2008 (PH) Una sala de cine donde se exhibían películas pornográficas ubicado en el centro de la ciudad fue clausurado temporalmente, al hallar personal del Ayuntamiento presuntas irregularidades en los sistemas de seguridad y uso de suelo.
¿Irregularidades en uso de suelo? Ese ex-cine lo habían hecho tienda hace años. Alguien tuvo que haber dado el permiso para que se volviera a usar como cine, si hasta nombre nuevo tenía.

El establecimiento cuyas actividades fueron suspendidas es el denominado "Lipz Cinema", ubicado en la avenida Reforma, casi con calle Altamirano, en donde hace años funcionó el cine Bujazán.
Mejor conocido como el Pulgazán, por cierto.

A las 13:30 horas se presentaron al sitio inspectores de Bomberos, Control Urbano y agentes de la Policía Municipal, para realizar la inspección del inmueble, donde en ese momento se exhibía una de las películas.
Mmmmmh... mira qué casualidad que se encontraron todos ellos a la hora de la función... "ah, sí, venimos a inspeccionar... ¿ustedes también?"

En la sala cinematográfica había unas quince personas, quienes salieron del local al llegar los inspectores.
Si era miércoles 2x1, las cuentas no me salen con las parejas. Alguien sobraba...
Y la pregunta de los 64 mil: ¿quién tiene tiempo de ir al cine a la 1:30 pm entre semana?

miércoles, 29 de octubre de 2008

2 Chicali Film Fest, Día 3/Probando la Golosina.

El tercer y último día del 2 Chicali Film Fest recuperó la fe de los alrededor de veinte asistentes, con una selección de Golosina Visual4 (o 2008), cortesía de Adolfo Soto.

Esta muestra internacional organizada desde hace cuatro años en Mexicali tiene como consigna reunir cortometrajes de carácter lúdico, por lo que el resultado esperado durante su proyección, naturalmente, es la risa y la franca carcajada. Excelente proyecto cachanilla que invita al mundo (literalmente) a darle la vuelta a los azotes que afligen al cine mexicano. Me había tardado en acercarme, pero aquí estamos y en unos días publicaré algunas notas al respecto.

Mosca(Juan Arata, España 2005). Una detallada explicación científica de por qué es tan difícil matar una mosca, pasando por la sexualidad de dichos insectos y un comparativo proporcional a la vida humana, entre otras cosas. En un minuto.

Traumalogía (Daniel Sánchez Arévalo, España 2007). Es una regla: los flojos y atenidos siempre están buscando que alguien más sea el responsable de sus actos. Dios los cría y ellos se juntan... y los papás les dan cobijo. Una elaborada producción funcional para el melodrama, donde los ángulos de la fotografía y la edición colaboran con los personajes para hacer avanzar o detener la historia.

¡Sálvame! (Javier Veiga, España 2007). Para quienes no sepan cómo es el proceso de escribir, este corto ilustra el punto: constancia, disciplina, constancia, disciplina y la visita (o interrupción) de la musa, por supuesto. Basado en una obra de teatro, se nota en "la carnita" de los rápidos diálogos. Escrita y dirigida por su protagonista, que parece tener el síndrome del Duende: la musa es interpretada por una españolita menudita con dientes de conejo, que por esta actuación ganó el premio a mejor actriz en el Festival de Locarno, me entero.

Mi tío Paco (Tacho González, España 2006). Agil narración de un día en la playa, total felicidad para quienes fuimos niños en los '70s del siglo pasado; la nostalgia a todo lo que da, technicolor deslavado incluido y hasta paráfrasis de los anuncios de Charles Atlas en los cómics ("la ofensa que hizo de José un hombre de verdad..."). Un inteligente uso de la utilería para las transiciones (flotadores, botellas de cerveza, pecesitos, sombreritos) y una inspirada escena de regadera al ritmo de Another Time (Soleado).

Pecadores (Pablo Polledri, Argentina 2007). Los siete pecados capitales se juntan en un corto de una sola toma dibujado y animado a mano . Hasta parece sesión de la cámara de diputados. E igual de aborrecible de presenciar, pero con un explosivo final que ya quisiéramos en mi símil.

Otakus (Andrés Borghi, Argentina 2007). Qué Wachowskis ni qué nada. Si lo tuyo es el "anime" televisivo, atente a sus reglas y a su duración, de paso. Borghi actúa y dirige esta historia que lo enfrenta con un compañero del mismo dolor, en una explosiva batalla donde lo que está en juego es el poseer el mayor conocimiento sobre animación japonesa. Conozco a varios así... muy divertido pero el final resulta anticlimático, al insertar comentarios marginales. Hablada en Argentino y Japonés, por cierto.

lunes, 27 de octubre de 2008

2 Chicali Film Fest, Día 2/Ustedes los ricos...

El programa del sábado inició con una selección de cortos animados franceses, un muestrario de distintas técnicas de animación, principalmente stop-motion, aunque la animación de dibujos a mano y la computarizada también se hizo presente, como sigue (aclaro que llegué unos minutos tarde a la sala, por lo que me perdí el primer corto). El final forzado del segundo día tuvo como telón un corto cachanilla que sufre terriblemente puesto al lado de las selecciones internacionales, que, siendo justos, son en su mayoría cortos premiados en festivales reconocidos. Mal balance.

(Francia, 1989) (No supe el nombre de este corto, por llegar tarde). Las injusticias que dieron pie a la revolución francesa se resumen en el imaginario popular a una frase: "Que coman pastel". Este corto anima rebanaditas de mísero pan duro como "nosotros los pobres" y a esponjosos pastelitos y merengues como "ustedes los ricos". Un justo uso de la guillotina y un amargo epílogo como vuelta a la realidad.

Vincent (Francia, 1990). Una sucesión de obras famosas de Vincent Van Gogh, con algunos elementos animados, como el sol, las estrellas, árboles, nubes, usadas para contar posibles breves paseos de Van Gogh. Su efectividad tiene más que ver con la obra del genial pintor que con la historia o la animación. Y el ver a Van Gogh mover los ojos en sus famosos autorretratos es algo bastante extraño.

Viva la muerte (Francia, ?). El video musical dejó de interesarme hace más de una década, así que Viva la muerte me sirvió más como un intermedio. Disfruté ciertas imágenes para representar las distintas partes de la canción, aunque el uso de los intrumentos musicales en pantalla terminó por ser completamente literal.

Partie de pétanque (Francia, 2003). Un simple juego de canicas se torna extremadamente competitivo para un niño y su abuelo, demostrando que los niños siempre serán niños. Historia, dibujo y animación computarizada en tres dimensiones, al estilo Pixar.

Ovos Eggs Oeufs (Portugal/Francia, 1994). Esta graciosa animación de plastilina enfrenta a un huevo estrellado con la palita del cocinero. Hay que quedarse a ver la secuencia de créditos donde una salchicha se arma con un cuchillo.

Pon-Pon (Francia, 1999) Animación de monitos de plastilina, Pon-Pon es un perrito que, literalmente, ve pasar su vida frente a sus ojos justo cuando un camión está a punto de atropellarlo. Muy entretenida aunque nada original.

Chevaliers 1 et 2 - Faux Semblants / Dame Sacharinne (Francia, 2003). Animación digital en dos dimensiones, con una irreverente propuesta sobre princesas, caballeros andantes y dragones. Siempre he pensado que entre dragones y princesas existe una alianza muy perversa y estos dos cortos saben sacarle jugo. Por lo mismo, no aptos para niños menores.

Roger (Francia, ?). Esta animación de plastilina modelada corre como un episodio francés de Plaza Sésamo, con acción que involucra a 2 niños, una enfermera voladora, un tendero, un policía, un chino y un doctor. Ah, y el gallo Roger. El lenguaje y la historia son muy sencillos y no aburren pero tampoco aportan nada a adultos y niños mayores.

L'homme aux bras ballants (Francia, 1997). Animación de plastilina modelada en blanco y negro, sigue por la nocturna y oscura ciudad a un misterioso hombre cabezón con brazos alargados y curvos, con los que crea una luna para su noche. Las imágenes y el tema me remitieron a Dark City, de Alex Proyas.

Como dos gotas de agua (Carlos Cota, México 2007). El único corto mexicalense (de hecho, el único corto nacional) en todo el festival. No, no es un remake de la de Pili y Mili. Contando una supuesta leyenda de predecible final ubicada en el valle de Mexicali (aunque sospecho que no es exclusiva de la región), el corto muestra una factura rupestre y nada propositiva. Podría haber durado la mitad, ya que usa una narradora a cuadro e inmediatamente después repite la acción narrada con recreaciones que quieren (o tal vez no, pero ese es el resultado) tomar prestado de programas de terror de la tele mexicana. No que se necesiten, pero definitivamente hay mejores referencias.

domingo, 26 de octubre de 2008

2 Chicali Film Fest, Día 2/¿Siempre hay una última vez?

El segundo día del festival fue cancelado a la mitad por la sala exhibidora. Así, sin explicación ni disculpa. Alrededor de veinte asistentes, depués de ver la selección francesa de cortos animados y un corto local, salimos de la sala con la noticia de que la selección ecuatoriana de cortos y los dos largos franceses programados para la noche no serían proyectados.

Al preguntarle a Perla, la directora del festival, me explicó su impotencia ante los administradores de la sala IMAX, que le avisaron la noche del viernes que las funciones de la tarde se cancelaban "por la baja asistencia". Increíble. Por supuesto, acudí a taquilla y me regresaron el dinero sin problemas. Pero ese no es el caso. Usted me entiende. Qué vergüenza para el museo Sol del Niño y la sala IMAX.

Hoy, el último día del 2 Chicali Film Fest, si los administradores de la sala no disponen otra cosa, Adolfo Soto presentará una selección de Golosina Visual y tendrá una charla con el público.

Más tarde publicaré breves reseñas sobre los cortos franceses y el corto local que sí fueron exhibidos el día 2.

viernes, 24 de octubre de 2008

2 Chicali Film Fest, Día 1/Siempre hay una primera vez.

Para María, mi bella esposa. Gracias por este regalo de cumpleaños, que me recuerda que lo importante es proponer.

Que yo recuerde, nunca había asistido a un festival de cine. (Bueno, sin contar los antiguos festivales de PECIME en los 70s y 80s del siglo pasado, o los más recientes Tour de Cine Francés y el Giro Italiano organizados por Cinépolis, nunca había asistido a un festival de cine. Así que para fines prácticos) He aquí mi primera vez.

Entonces mi duda después del primer día es: ¿cómo se reseña un festival? Bueno, supongo que depende del tipo de festival. En el caso del Chicali Film Fest, la selección parece consistir completamente de películas premiadas en otros festivales, así que creo que el asunto no va por el lado de "ésta es buenísima y aquella es un churrazo infecto". Más bien, el resumen de este primer día fue, sobre todo, de disfrute visual y narrativo. Como sigue.

Máquina (Gabe Ibáñez, España 2006). La violación vengada. Siempre pensé que los procesadores de alimentos tenían algo de obscenos y violatorios. Protagonizada por Iazua Larios, que apareció ya en nuestras pantallas poniéndose una enchilada en Apocalypto, de Mel Gibson.

Topeka (Asier Altuna, España 2004). Si a usted también le indignan o al menos le inquietan las peleas de gallos, espere a ver las peleas de cabras, donde los hombres/machos de un pueblo español buscan matar el aburrimiento a costa de los pobres animalitos, que tal vez un día se liberen a punta de topes.

La primera vez (Borja Cobeaga, España 2001). ¡Ajá! Es bueno saber que no soy el único con primeras veces. La otoñal Mariví Bilbao nos ofrece... un cafecito. Mi primera vez, por cierto, con la señora Bilbao, que repite, para nuestro placer, apariciones en otros dos cortos de este primer día.

La Guerra (Luiso Berdejo/Jorge Dorado, España 2005). Toda víctima de una guerra deja un hueco en la humanidad. Ese hueco es terrible cuando las víctimas son niños. El desenlace de La Guerra tal vez es muy elaborado... pero, qué guerra es simple. El monólogo infantil se descubre, incluso, emocionado ante la aventura. Hasta que llega la realidad.

Eramos Pocos (Borja Cobeaga, España 2005). La violación vengada, nuevamente. ¿Para qué viven los machos, sino para explotar a sus mujeres? Mariví Bilbao en su segunda aparición de la noche, revive al reafirmar el machismo de "sus" hombres.

7:35 de la mañana (Nacho Vigalondo, España 2003). Cuando fui a España siempre me parecieron extraños los bares donde la gente desayuna un pan tostado y un café antes de empezar -o continuar- su día de trabajo. Creí que era el único que pensaba así. Vigalondo nos lo dice con música.

Belarra (Koldo Almandoz, España 2003). Mujer, cestos, hierba, hijo, hombre, guadaña, hierba. Haga la suma. O mejor no.

For(r)est in the des(s)ert (Luiso Berdejo, España 2006). Cuando uno es niño, a veces siente que nadie lo entiende. Y uno siente que hay que escapar. Mejor si uno es abducido. Aunque no haya ninguna nave espacial. Luiso Berdejo cuenta otra historia de niños ante la aventura, el día de hoy.

Tercero B (José Mari Goenagra, España 2002). Toda historia tiene dos lados. Todo maleante paga su precio. Y Mariví Bilbao repite. Hasta ahí llega su primera vez.

... ya no puede caminar (Luiso Berdejo, España 2001). ¿Cómo se le pierde el miedo a los bichos? Enfrentándolos, por supuesto. Cuando Pacheco, un mocoso miedoso aprende a enfrentar sus miedos, el cielo (o mejor dicho, el suelo) no es el límite. Pobre de la niña que se le atraviese. Justo cuando el previsible desenlace llega, una perfecta entrega final por parte del pequeño Junio Valverde, quien intepreta a Pacheco, logra un fenomenal punch line. El primer corto de Berdejo, por cierto. Y su tercero de este festival.

Sintonía (José Mari Goenagra, España 2005). Goenagra vuelve a enfrentar en este corto a un hombre y una mujer, en condiciones tal vez igual de tensionantes que en Tercero B, pero de una buena manera. Como todos hemos estado ahí alguna vez, todos le aplaudimos al héroe.

El tren de la bruja (Koldo Serra, España 2003). Si usted conoce bien sus películas de terror sangriento, claro que adivinará por dónde va El tren de la bruja. Pero las risas nerviosas y las carcajadas no se hacen esperar. Aunque el final llega antes de que se acabe el corto. Ah, y Nacho Vigalondo presta su cabeza.
Los cortos presentados este primer día son una selección del Proyecto Kimuak, 1998-2006, del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco.

Todo el programa está siendo presentado en la sala IMAX del museo Sol del Niño, en Mexicali, B.C. La asistencia de este primer día fue muy baja pero no salimos defraudados. Aparentemente falta promoción del festival que genere el interés suficiente para atraer al público, en una ciudad con varias universidades que ofrecen licenciaturas en Comunicación y Artes Audiovisuales y donde realmente no hay nada qué hacer sino ir al cine. Pues a poner de nuestra parte para que crezca.
Por otro lado, fue un gusto compartir la primera parte del programa con Adolfo Soto, de la muestra internacional de cortometrajes Golosina Visual, que estará cerrando este 2 Chicali Film Fest con una selección, el domingo próximo.

Lo que sí es un hecho, con todas las de la ley, es que nunca había reseñado un festival de cine. (Bueno, sin contar unas cuantas notas en ese Tour de Cine Francés hace algunos años, cuando todavía escribía para el periódico. Así que, sí) Esta es mi primera vez. Seguimos.

Las destruibuidoras de cine/IV: Com-patriotas como éstos...

... pa' qué queremos Masiosares.

Hace unos días el presidente Felipe Calderón celebraba con bombo y platillo el inicio de una nueva época de oro del cine mexicano. Supongo que el presidente no ha de tener mucho tiempo para ir al cine, así que seguramente recibe una copia de cada película mexicana que se estrena; de otro modo no veo cómo pueda estar tan informado. A menos que confíe en sus asesores, por supuesto.

En todo caso, por lo que le pagamos al presidente, lo menos que espero es que sí esté informado de lo que pasa en el país y el rumbo que llevamos. No sólo, ni mucho menos empezando, por el cine, claro; pero si vamos a tratar el cine como la industria que debe ser y que ha probado ser un gran motor de la economía de varios otros países, el declarar en un acto oficial (no a título personal, sino como presidente del país) que el cine mexicano empieza una nueva época de oro debe ser palabra que compromete. Por ejemplo, tal como las declaraciones de que vamos ganando guerras, aunque no lo parezca...

Como muestra del interés de nuestros distribuidores nacionales por reclamar una parte de esa veta dorada que nos anuncia Calderón, hago un rápido ejercicio de las películas mexicanas de este 2008 que ya se han estrenado en el rancho y las que todavía no, considerando que somos una muestra representativa de ciudad mediana en el país (60 salas de cine para 1 millón de habitantes).

Una última pregunta: ¿cree usted, amable lector que, de las que no, se estrenará alguna en esta hermosa provincia mexicana antes que termine el año? Juzgue usted.
(Doble contra sencillo a que Pamela por Amor sí...)

Las que ya vieron la luz del desierto cachanilla:
1. AMOR LETRA POR LETRA
2. ARRANCAME LA VIDA
3. BAJO LA SAL
4. CASI DIVAS
5. DEFICIT
6. DIVINA CONFUSION
7. EL VIAJE DE LA NONNA
8. HIGH SCHOOL MUSICAL: EL DESAFIO
9. LA MISMA LUNA
10. LA ZONA
11. LLAMANDO A UN ANGEL
12. MEJOR ES QUE GABRIELA NO SE MUERA
13. PARPADOS AZULES
14. QUEMAR LAS NAVES
15. TODOS LOS DIAS SON TUYOS
16. VERITAS, PRINCIPE DE LA VERDAD

Las que aparentemente vienen en El Burro (todavía existe ese tren, ¿no?):
1. 40 DIAS
2. BAJO JUAREZ: LA CIUDAD DEVORANDO A SUS HIJAS
3. BELLA
4. CALIZ
5. COBRADOR, IN GOD WE TRUST
6. CUMBIA CALLERA
7. EL GARABATO
8. EL VIAJE DE TEO
9. KADA KIEN SU KARMA
10. LA SANGRE ILUMINADA
11. LA VIDA INMUNE
12. LOS DEMONIOS DEL EDEN
13. LOS LADRONES VIEJOS: LAS LEYENDAS DEL ARTEGIO
14. MAS QUE A NADA EN EL MUNDO
15. OPERA
16. PAMELA POR AMOR
17. PARTES USADAS
Lista tomada del Mexacritic del buen Carlos Reyes.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Chicali Film Fest

... y en el rancho empiezan a cocerse habas (o mejor dicho, se siguen cociendo). Viva la ociosidá.
Numeralia
Total de productos fílmicos 60
Largometrajes 5
Cortometrajes 41
Animaciones 12
Documentales 1
Video Clip 1
El programa, aquí.
Seguiré informando.

domingo, 19 de octubre de 2008

[REC] *1/2

(España, 2007) Clasificación 'B-15'
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala


La única razón para usar la escena final de una película en sus propios anuncios, es que la forma en que se llega a tal final es tan absorbente, original, divertida, apantalladora, que no importa saber en qué termina la historia.

Los anuncios de [REC] muestran una escena que, antes de la marca de la hora, me dí cuenta que es la final. Más o menos en ese momento, el recurso de contar la historia a través de tomas hechas con una cámara por uno de los protagonistas se vuelve bastante molesto, porque el personaje camarógrafo empieza a sacudir tanto su cámara y el resultado es que por primera vez en la vida me mareé fuertemente viendo una película en el cine. Así que lo único que deseaba ya era que apareciera la mentada escena final revelada por los anuncios, para que terminara y me pudiera ir a mi casa a tomar un dramamine.

Entonces, como [REC] no muestra originalidad en su planteamiento (personas infectadas a través de mordeduras de otras personas se convierten a su vez en rabiosos asesinos mordelones), ni en su desarrollo (uno tras otro los personajes son atacados e infectados, sin muchas complicaciones y menos imaginación) ni en su formato (Cloverfield, El Proyecto de La Bruja de Blair y me cuentan que Diary of the Dead), con el agravante de que dicho formato provoca náuseas y en vista de que el final se ha mostrado ya en los anuncios, no puedo más que decir: Qué decepción.

Al menos mi fin de semana no se fue en blanco y tuve más suspenso y emoción, sin los mareos, en el parque de mi ciudad, en uno de éstos:

sábado, 18 de octubre de 2008

domingo, 12 de octubre de 2008

Un actor se prepara...

Primero, va confesión sobre mi inspiración para esta entrada: esta tarde estuve viendo La Academia, esa versión mexicana no autorizada de American Idol con que TV Azteca continúa destruyendo la cultura popular nacional.

Bueno, resulta que uno de los concursantes es un chamaco que berrea un poco peor que el resto y que, por lo que entendí, tiene una carrera previa como modelo, además de haber trabajado en En el Tiempo de las Mariposas, junto a Salma Hayek y Edward James Olmos. Al preguntarle el conductor del programa sobre su trabajo como actor y miembro de la ANDA (según su credencial de tal asociación su nombre es, agárrese, Marlon Duque, aunque el conductor le decía "Luis"), el aspirante a cantante apenas pudo hilar dos palabras de manera coherente y haciendo un uso alarmante de las conjunciones "pos", "osea" y "oseaque".

De Salma Hayek tengo una buena opinión sobre su trabajo frente a las cámaras y mejor todavía de su labor como productora y empresaria. No creo equivocarme al imaginar que es una mujer muy inteligente. Igual con Edward James Olmos. Hay unos cuantos otros actores de quienes pienso lo mismo (apenas hace un par de semanas comentábamos la muerte de Paul Newman, un excelente actor que además llevó una vida pública y, por lo que sabemos, privada ejemplares). Pero lo cierto es que de la mayoría de los actores famosos es poco lo que sabemos, excepto su trabajo en pantalla. Lamentablemente, tenemos la mala costumbre de asumir que un actor es inteligente y digno de dar una opinión sobre cualquier tema, desde los premios Nóbel hasta el estado de la economía global, pasando por el calentamiento global y las nieves del Kilimanjaro. Pero baste ver cualquier extracto de entrevista a las estrellas del momento para reventar esa burbuja de ilusión. El que un actor interprete un personaje atractivo, brillante y extraordinario, no lo convierte en tal. Es más: la mayoría ni siquiera tiene una instrucción formal más allá de la preparatoria; no que la escuela lo haga a uno infaliblemente más inteligente, pero sospecho que las probabilidades aumentan con el grado académico (hace un par de años leí una refrescante entrevista con Pierce Brosnan donde lamentaba no haber terminado la secundaria, según recuerdo y confesaba que le costaba trabajo entender asuntos de negocios; abundaba en que en pantalla sólo tenía que aparentar ser inteligente e ilustrado, no serlo realmente).

Aquí una pequeña muestra de la autoconciencia que tiene, a veces, el gremio sobre su condición de burros que tocan la flauta:

(De Saturday Night Live, Will Ferrell como Alex Trebek -el conductor de Jeopardy- y Tobey Maguire como Keanu Reeves sometiendo a concurso su mente...)

martes, 7 de octubre de 2008

Mientras tanto... Morelia 2008.

Sanando de los estragos del terrorismo y las visitas reales, la hermosa (Valladolid, hoy) Morelia, en mi querido Michoacán, está en medio de su festival anual de cine. El buen Paxton Hernández, que normalmente despacha desde Paxton @ the Movies se ha escapado del D.F. y nos comparte sus experiencias en el festival. La liga directa a las reseñas, aquí en la barra de la derecha, en Recomendaciones.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Mientras tanto... no tantas.

Si no me equivoco, este es el orden en que conocí el trabajo de Paul Newman. No son tantas películas las que le he visto, pero me alegra darme cuenta que la primera fue junto a mis padres y la última fue con mi hijo. Buena vida. Así los conocí... sólo nos queda la Sra. Dunaway.
Infierno en la Torre (The Towering Inferno, EUA 1974). También mi primera con Steve McQueen. Tenía ocho años y sabía que estaba viendo leyendas. Eso sí, sudando frío y apretando todo el tiempo la mano de mi mamá.
El Golpe (The Sting, EUA 1973). Una de las mejores tardes cinéfilas de mi vida, gracias a mi tía Lupita, mi hermano Fernando y el cine Reforma de Culiacán. Por fin, años después de su estreno y ya en la secundaria, gozaba esta joya que para entonces era leyenda. ¿Qué pasó con ese sistema de distribución que todavía a principios de los ochenta se permitía reestrenos geniales? Así ví por primera vez a esa gran pareja: Redford y Newman; Newman y Redford. Anoche la revisité y me volví a reir de lo lindo. (Por cierto, esa tarde también volvió a incluir a Steve McQueen: El Golpe en función doble con The Hunter... ni hablar, era McQueen, de todos modos.)

Ausencia de Malicia (Absence of Malice, EUA 1981). A los 13 años no entendí parte de la trama, pero volver a ver a Newman en la pantalla fue electrizante. Por cierto, también la ví con mi hermano Fernando.
El Veredicto (The Verdict, EUA 1982). La primera película adulta que me absorbió completamente. Imagine usted qué buena entrada a la adolescencia: Newman con Sydney Pollack a los trece y Newman con Sidney Lumet a los catorce. (Hombre, ya sólo me faltaba Sydney, Australia.)

Padre e Hijo (Harry and Son, EUA 1984). No debe haber estado tan buena porque la he olvidado ya por completo, salvo que la ví. No que lo extrañe, pero ¿qué pasó con Robbie Benson, por cierto?

El Apoderado de Hudsucker (The Hudsucker Proxy, RU/Alemania/EUA 1994). Empezaba a conocer a los Coen pero la ví porque salía Newman. Qué carcajadas.

El Camino a la Perdición (Road to Perdition, EUA 2002). Newman revisita la mafia de los 1930s con Tom Hanks y Daniel Craig. Ahora nadie se ríe.Cars (EUA 2006). Pues sí, ese carro sí es Paul Newman. Y junto a McQueen (más o menos), nuevamente. Así cerré mi ciclo personal durante la vida de este grande.

Y anoche, El Golpe, de nuevo. Buena vida, Paul Newman.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Una Guerra de Película ***

(Tropic Thunder, EUA/Alemania 2008) Clasificación B-15
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala


"Querido muchacho, ¿por qué no intentas actuar?"
(Sir Lawrence Olivier burlándose de y citado por, Dustin Hoffman.)

Si la actuación es un arte y el arte es, pues qué más, artificial, ¿por qué la insistencia en que los actores se expongan a las situaciones reales que luego recrearán frente a las cámaras? De Niro manejando taxis como loco antes de hacer Taxi Driver. Dustin Hoffman sin dormir tres días para aparecer desvelado en Marathon Man. Fulano conviviendo con doctores para hablar y moverse como ellos en su siguiente película. Mengana platicando con huilas para encarnar a una en la pantalla. ¿Es realmente necesario?

El actor Ben Stiller aprovecha su nuevo turno con el sombrero de director para lanzar ésta y otras preguntitas por el estilo, en esta sátira al sistema hollywoodense que endiosa a los actores, en detrimento del resto del equipo que hace una película.

Sume usted los personajes de Una Guerra de Película y juzgue las "meras coincidencias": un actor de una sola nota cuyo mayor (¿único?) mérito es hacer una y otra vez la misma película "de acción". Otro actor de otra sola nota, estrella de películas de humor basado en funciones corporales. Oootro actor que toma tan en serio su arte, que lo aleja del artificio y lo acerca a la realidad: siendo rubio se somete a un procedimiento quirúrgico que lo convierte en negro (de su arte a mi arte...). Un rapero que se convierte en otro actor. Y otro actor, punto.

Estos cinco especímenes son abandonados, más o menos, por su director y con la anuencia de un alto ejecutivo del estudio productor, en la selva de Vietnam, en el tiempo presente. La idea es que experimenten el terror original de los soldados americanos a quienes representan en la película que están filmando y que busca narrar uno de tantos terribles sucesos del conflicto EUA/Vietnam de hace 40 años. Stiller busca pegarle a esa dedicación a hacer real lo artificial, enfocándose en los egos de los actores.

Muy sintomático de estos egos enfermos es que apenas unos minutos dentro de la película que vemos, los actores que hacen la-película-dentro-de-la-película se queden completamente solos (sin director, sin cámaras, sin luces, sin micrófonos, sin nada de nada) y estén dispuestos a creer que se sigue filmando la película. El otro síntoma es que la película que vemos nos muestra, además de los cerrados actores, dos aspectos del proceso de producción que poco o nada tienen que ver con el resultado en pantalla. En orden de aparición: el representante y el jefe del estudio.

El representante o agente, esa especie por lo general parásita que se alimenta de señalar, hacer crecer y hasta inventar fallas e inseguridades en su representado. Y todo para inflar el precio del actor en cuestión y obligar a soltar millones de dólares en gastos que, nuevamente, nada tienen que ver con la película, a esa otra especie que vive del artificio pero que poco aporta a su creación, como no sea el exigir que se complete el trabajo para poder exprimirlo en taquilla y ventas en video: el ejecutivo del estudio.

Decía, Stiller toma estos elementos que como actor seguramente conoce muy de cerca y los usa, reusa, recicla y exprime para reírse de su propia fuente de trabajo y hacernos reír a nosotros, al menos a dos niveles: uno, el de la comedia por sí misma (enredos, situaciones chuscas y hasta el socorrido humor corporal) y dos, el de la sátira que alcanza sus momentos más altos en, oh, ironía, esa visión que presenta del "player", ese todopoderoso ejecutivo del estudio que lo mismo besa la mano del Papa que amenaza con insertar la suya propia en salva sea la parte de quien se interpone en su camino.

Quisiera no pasar por alto el trabajo de Robert Downey, Jr. continuando una magnífica racha que lo regresa por sus fueros como uno de los grandes artífices de su generación, pero seguramente ya tendrá usted, estimado lector, mejores opiniones al respecto. Ni qué decir de los confiables Stiller y Black y de sus dos compañeros de apoyo, Brandon T. Jackson y Jay Baruchel, aunque mucho menos conocidos, no menos efectivos que sus famosos colegas.

De quien realmente quiero contarle un poco y ya no quitarle más su tiempo, apreciable lector, es sobre el actor que encarna al "player", al desalmado y codicioso ejecutivo del estudio. Si usted todavía no ha visto la película y no sabe aún del actor sorpresa (que no lo fue tanto a la hora del estreno, por una filtración "no autorizada" de unas fotos mostrando a dicho actor disfrazado para su personaje), deje de leer ahora mismo. O pensándolo bien, no diré el nombre pero cumpliré mi promesa de terminar pronto. Esta creación es, por mucho, lo mejor de toda la película, no tanto por el disfraz y el maquillaje, dignos de un Oscar, junto con el negro de Downey Jr. Cierto, al ver la primera imagen el actor está irreconocible, pero al decir su primera línea con su inconfundible voz, el disfraz pasa a segundo plano y empieza el verdadero disfrute: atestiguar el trabajo de una gran estrella, un muy buen actor, desatado y gozando de lo lindo su creación. Sus bailes soltando la panza y sus demás desfiguros, la verdad, son secundarios (y seguramente nada tienen que ver con la experiencia del actor en esos menesteres de ser cabeza de estudio...). Hay que oírlo mentar madres y amenazar descarnadamente a justos y pecadores. Ahí, en esas escenas, está la cereza en el artificial pastel satírico de Ben Stiller. Lléguele.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Not shaken, not stirred... o "a mí me sabe a cola".

Al parecer no hay suficientes hombres británicos dispuestos a meterse químicos extraños y muy posiblemente dañinos que imitan el sabor del azúcar. Así que Coca-Cola acaba de comprar la imagen de Bond, James Bond, para relanzar en el Reino Unido su Coca Zero (Zero Zero Siete, para los efectos de tal campaña).

En lo personal, cuando se lanzó el producto en México el año pasado, lo probé, me gustó y me creí enganchado... hasta que un mes después se reportó que la fórmula en México incluía químicos prohibidos para el consumo humano en EUA. Más sano beber Windex o Maestro Limpio, casi casi. Coca-Cola y la Secretaría de Salud (al servicio del corporativo privado) lo negaron pero unas semanas después inició una campaña de presentación de la "nueva y mejorada" Coca Zero. Paso.
¿Coca Zero (Zero Siete)? "Do I look like I care???!"

viernes, 29 de agosto de 2008

Elección EUA '08: Vote por su película favorita.

Qué mejor cierre para el verano cinéfilo de los primos. Apelar a la mente infantil/adolescente del votante.
¿Quién ganará?

Demócratas:
Morgan Freeman como el presidente en Deep Impact (Leder, EUA 1998).

O Republicanos:
Glenn Close como la vice presidenta en Air Force One (Petersen, EUA/Alemania 1997).

Bueno, todavía estamos a tiempo para el 2012...

lunes, 25 de agosto de 2008

Búsqueda Implacable ***

(Taken, Francia 2008) Clasificación ‘B-15’
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala


"Escúchenme bien: no sé por qué secuestraron a mi hija. No tengo dinero. Pero lo que sí tengo son habilidades muy particulares. Si dejan libre a mi hija en este momento, se acaba todo el asunto. Si no, les aseguro que los buscaré, los encontraré y los mataré." Palabras más, palabras menos, ésto dice por teléfono Liam Neeson a los secuestradores de su hija en una escena que se muestra en los anuncios de Búsqueda Implacable. Esa sola línea de diálogo en el corto, visto contra mi costumbre (aclaro que hasta ese punto, tampoco hay que ser extremistas; ignoro si el corto muestra algo más), es lo que me llevó al cine a ver esta película. Y obtuve justamente lo que promete.

No sé usted, amable lector, pero a mí todo el asunto de los secuestros en México me tiene cansado. Cansado de pensar que el miedo a ser secuestrado no es únicamente exclusivo de la gente con dinero. Cada semana nos enteramos de al menos un nuevo secuestro, en cualquier parte del país, por unos cuantos miles de pesos, a la par de otro por varios millones. Cansado de que casi nunca (nunca,debiera decir, sin el casi) se detiene ni castiga a nadie por esos crímenes. Y cansado de que, en consecuencia de tal impunidad, los secuestradores ahora simplemente toman el dinero y matan a su secuestrado, dejando mortal y permanentemente herido el espíritu de los familiares y amigos.

Cansado, además, de oir a quienes ocupan el lugar de nuestras autoridades (y así lo quise escribir: quienes ocupan, sin ejercer, ese lugar) pregonar que, aunque no lo parezca, vamos ganando la lucha en contra de los crímenes mayores en el país.

No sé usted, amable lector, pero esta vez yo necesitaba un escape a este cansancio y cosas como Se Busca, La Guerra de los Clones o Los Expedientes Secretos X, simplemente no me lo podían dar. Pero la contundente promesa hecha por Liam Neeson a quienes tomaron a su hija me hizo querer verla hecha realidad. Tenía ganas de ver a alguien hacer lo que nuestros políticos, asociaciones civiles y también algunos ciudadanos con algo de valor y voz han estado soltando a los medios, con diferentes intereses cada uno, me doy cuenta. Quería verla hecha realidad, aunque sólo fuera en una película de acción en una pantalla de cine. Un escape, pues.

La premisa es sencilla, como se anuncia. Le haces daño a mi familia, ¡a mi hija! Te busco, te encuentro y te mato. Y por el tono en que te lo digo, puedes estar seguro de que esa muerte será la más dolorosa posible para tí. Entonces, todo queda en la ejecución, por usar el término apropiado, de la película. El ejecutor tiene que ser encarnado por un actor que haga creíble no sólo la amenaza, sino la forma en que la cumple. Hace 30 años, Charles Bronson se ajustó perfectamente a este papel en la serie de El Vengador Anónimo. Hace 15, Harrison Ford tuvo su turno y lo hizo tan bien que lo repitió incluso hasta como el propio Presidente. Liam Neeson ahora en 2008 me convenció al grado de que, lo confieso (recuerde usted que iba por un escape), aplaudí la ejecución de cada uno de los implicados en el secuestro.

Averiguando un poco sobre esta película, de la que no había oído antes de ver el anuncio, me dí cuenta de parte de la razón: aún no se estrena en los Estados Unidos. Ví que, si bien el personaje que se presenta, encarnado por Neeson, es un norteamericano, la película es completamente francesa, escrita y producida por Luc Besson y dirigida por Pierre Morel, cinefotógrafo de cintas de acción producidas también por Besson. La cosa prometía más y no salí defraudado.

Me explico. Sólo así, siendo una película francesa de Luc Besson, el asunto cobra sentido y resulta atractivo para mí. Después de todo, el cliché del estadounidense todopoderoso que se pasa por las polainas las leyes de los demás países es archiconocido, empezando por como son las cosas en la vida real. Luc Besson ha demostrado una y otra vez que si Hollywood no le abrió los brazos, su respuesta es hacer películas comparables pero con el sello francés (entre otras cosas, la visión/aversión francesa a los Estados Unidos). Así, la hipócrita corrección política de los primos casi desaparece en una película como Búsqueda Implacable y un ex-espía norteamericano puede admitir en pantalla que por sistema su país usa la tortura para obtener lo que desea. Imagine usted una escena similar en una producción hollywoodense: la admisión se diría con un dejo de sarcasmo para que el público nos enteremos que todo el asunto no es más que un fanfarroneo para hacer hablar al prisionero. Es más, el personaje sería interpretado por alguien de todas las simpatías del gran público: ¿qué tal le suena Bruce Willis? En cambio, Besson y Morel no sólo usan la línea para amenazar. Hacen que la diga un norteamericano interpretado por un actor irlandés que no tendría/tiene tanto compromiso patriótico/patriotero. En una producción norteamericana, el ex-espía casi casi hubiera volteado a la cámara para guiñar un ojo al público.

Pero la crítica no se limita a "poner a los gringos en su lugar". Como tan triste y terriblemente hemos aprendido en los últimos años en Mexico, crímenes como el secuestro y el tráfico de personas, drogas y armas, no ocurren sin la complicidad de quienes cobran como autoridades a muchos niveles. El ex-espía norteamericano en Búsqueda Implacable lo sabe y también va contra estos criminales de escritorio del propio gobierno francés, incluso soltando líneas xenofóbicas que en sus labios suenan bastante sinceras. Claro que el asunto está más simplificado que otra cosa, pero ya es de agradecer a los cineastas que los cocolazos también se den hacia sus compatriotas.

La forma en que todo ocurre en la película, corretizas, balaceras, persecusiones en auto, golpizas y patadas voladoras, son realizadas con la seguridad de entretener haciendo fluir la adrenalina del espectador. Las bajas de guerra, una tras otra, sólo me hicieron sentir mal cuando era alguien del lado de "los buenos". Y para presentar toda esa "acción", un poco menos de temblorina y edición a machetazos me hubiera satisfecho más. Ni modo, las modas son las modas y espero que esta ya termine.

En resumen (si aún es tiempo), obtuve lo que buscaba. Liam Neeson me hizo aplaudir su venganza y emocionarme en el momento en que finalmente llega a su objetivo (nuevamente, imagine a Bruce Willis en una película gringa; seguramente hubiera dicho "¡Te dije que me llamaras!"). Su hija es interpretada por la agradable veinteañera Maggie Grace de quien uno no duda que tenga sólo diecisiete años y se compadece ante tanta ingenuidad y tontería adolescente. Y puesto ya en modo de entretenimiento escapista, la ex-esposa y madre de su hija, una fría Famke Janssen, realmente me hizo murmurar "maldita arpía" en cada escena en que aparece.

Mire, soy un hombre que cree firmemente en que las leyes son el medio correcto para asegurar la convivencia y supervivencia humana. Y he visto a lo largo de mi vida que una ley es sólo tan buena como la capacidad y voluntad de las autoridades para hacerla cumplir. Si estas dos condiciones no existen, lamentablemente puedo decir que nos encontramos en una tierra sin ley. En este país estamos llegando al punto en que, si no nos decidimos a tener "ciertas habilidades especiales" para buscar, encontrar y castigar a quienes nos dañan, simplemente seremos blancos esperando ser abatidos. ¿No podría Monsieur Besson hacer una secuela en que la hija de Neeson se eche unas vacacioncitas por México?

martes, 19 de agosto de 2008

Infamia

¿Por qué tantas películas dobladas en las carteleras mexicanas?"El Universal
Ciudad de México, Martes 19 de agosto de 2008.
La Secretaría de Educación Pública informó [...] el número de niños que no tiene el conocimiento mínimo para leer, escribir, sumar restar, multiplicar y aprender sobre experimentos científicos es de 7 millones 854 mil alumnos. El examen [ENLACE] se realizó a 9 millones 930 mil 309 alumnos de tercero a sexto de primaria y de tercero de secundaria...
"

Ah...

jueves, 7 de agosto de 2008

Las destruibuidoras de cine/III: Ni viendo atinan.

Qué va de ésto:A ésto:Me encontré en un botadero de gualmar una de vaqueros de las de Trinity, Ellos Son Dinamita (¿?) (La Collina Degli Stivali, Giuseppe Colizzi, 1969), en DVD mexicano R1/R4 por Alameda Films 60 Aniversario (así dice la caja). En las características dice claramente "Idioma: Italiano", "Subtítulos: Español". No indica si es wide o full screen, pero me arriesgo, al cabo que está barata. Y pues que la pongo y que empieza y el primer cartón dice algo así como "Presenté" y luego dice algo como "Avec Terence Hill et Bud Spencer" y entonces pienso que qué chistoso que no parecen créditos en Italiano (las lenguas europeas no se me dan -todavía-). Y que empiezan a hablar y que me suena a "aló" y "bon jour" y "merci". Y que le pico al control los botones del audio y compruebo que sólo tiene una banda. Y pienso: "merde".

Al menos Alameda Films 60 Aniversario no me salió con ésto: